lunes, 23 de noviembre de 2015

Calvin Stempel

La capacidad que tenemos de contemplar las obras de arquitectura se agudiza cuando vivimos en una ciudad como la nuestra, donde esperar encontrarse con una obra de arquitectura en el tejido urbano es como cuando de niño esperabas la tarde del sábado para ir a balancearte en los columpios del parque.

Es por ello que (aunque acá se nos dificulte mucho hacerlo) recomiendo siempre las caminatas en la ciudad con intención de meterse por donde nunca ante caminaste (sensatez y precaución ante todo).

Lo que sucede cuando llegas al cruce entre la Avenidad Balboa y Calle 32 este es algo parecido a la experiencia del desdoblamiento del transcurso espacio-tiempo, te detienes y en el simple acto de contemplación de la arquitectura notas sus balcones, sus aleros y el diseño profuso en cada elemento (hasta en los rejos del cajón de aire acondicionado), todo eso junto a la brisa fresca y eterna de la bahía que llena todo el volumen de solo 13 plantas, hace que dejen de transcurrir los 2000's y regreses a mediados de siglo pasado, donde el nombre del edificio hacía honor a su significado, según la RAE

atalaya.
(Del ár. hisp. aṭṭaláya‘, y este del ár. clás. ṭalā'i‘).
1. f. Torre hecha comúnmente en lugar alto, para registrar desde ella el campo o el mar y dar aviso de lo que se descubre.
2. f. Eminencia o altura desde donde se descubre mucho espacio de tierra o mar.

Todo lo anterior para introducirnos un poco al trabajo de Calvin Lee Stempel Giannini, arquitecto panameño del movimiento moderno, cuyo trabajo se ha visto fuertemente influenciado por las enseñanzas que recibió del mismo Frank Lloyd Wright, con quien colaboró entre 1948 y 1950.

Regresa a Panamá y en  1952 comienza con su estudio Stempel y García S.A, el cual se mantiene activo hasta 1983, cuando cierra y se retira.

A continuación compartiré una serie de textos publicados en "Arquitectos del siglo XX en Panamá"  de Erroz et al., ya que la investigación que llevamos adelante ha de estar bastante prematura y no poseemos material para generar un artículo (incluso un texto) propiamente elaborado.

El maestro Stempel mantiene vivo su interés y entusiasmo por la arquitectura explorando (con maquetas de madera hechas por él mismo) soluciones arquitectónicas a las severas condiciones climáticas prevalecientes en el sur de Florida.
Sugiere el siguiente mensaje a los jóvenes profesionales: "sean fieles a sus instintos" ..quizás advirtiendo que el sentir íntimamente los espacios y la estructura deben privar para lograr la belleza arquitectónica. A los estudiantes les advierte sobre la importancia de aprender a fondo los principios estructurales inseparables de toda edificación, que contribuya a establecer el "rapport" o armonía entre los profesionales de la arquitectura y la ingeniería.

Arq. Roberto L. Sánchez-Vallarino 



Una poética sublimación de las tramas geométricas, el uso reiterado de losas en voladizo que intensifican las relaciones de volúmenes, la organización centrípeta de la planta arquitectónica y un cuidadoso análisis de la topografía concurren hiperbólicamente en la obra de Calvin Stempel.
...su arquitectura se afilia a la filosofía del "biorealismo", es esta, el desusado vigor estructural de las formas parece resolver el dualismo comunicativo entre hombre y naturaleza. 
 La obra más relevante de Stempel, el edificio de apartamentos para la señora Gloria Altamirano de Méndez (ahora Edificio de Apartamentos Matussi), es un fascinante ejercicio sobre la capacidad de desdoblamiento semántico del lenguaje arquitectónico. Es tas importante lo que sustrae a nuestra percepción inmediata... como la repetida cúpula de terrazas, aleros, escaleras y jardines que descienden vertiginosamente de las alturas de La Cresta, recombinándose una y otra vez hasta detenerse precariamente, pero sin alcanzar el reposo. 
 Finalmente, la introducción de una paraboloide hiperbólico, vela desplegada al viento sobre un torrente de lava "blanca", no hace sino extremar aun más la transitoriedad de las imágenes que evoca este conjunto residencial... 
 ...Stempel adosa y traslapa sobre el terreno la unidad de vivienda y la transforma en una rica experiencia metafórica es natural de una inteligencia romántica.

Arq. Erik Wolfschoon. 

Edificio Matussi. 1958

Edificio Matussi. 2014. Ramiro Díaz García.

Abajo, una serie de imágenes que nos brindan la oportunidad de reconocer una ínfima parte de la obra de Stempel en Ciudad de Panamá.


Proyecto para un edificio de apartamentos. Paitilla. No realizado.


Casa para Marx Stempel, su padre. 1953.

Elevación Principal. Edificio para el IDAAN. Vía Brasil.

Edificio Fomol. Área bancaria. 1955.
 Este último, el edificio Fomol, hoy día se mantiene en pie, pero funge como una especie de depósitos para la contraloría de la nación.

Super Centro El Dorado. Circa 70's

Y un pequeño, pequeñísimo detalle del Centro Comercial El Dorado, el cual yace bajo los escombros de la nueva ciudad.

El Sr. Stempel fallece el pasado 1 de noviembre, dediquemos más pasos por la ciudad, y más momentos para la contemplación de nuestra verdadera arquitectura.

lunes, 9 de noviembre de 2015

Solución formal del "Centro de aproximación aéreo" en su zona posterior.


Tres volúmenes marcan ésta perspectiva, haciendo una lectura acostumbrada, el primero, vestido de bloques ornamentales -solución de época para mitigar la entrada de la luz natural y evitar la ganancia térmica del interior-, contiene los usos meramente administrativos. Al centro se proyecta una techumbre de elegantes apoyos rígidos con un ritmo marcado que cubre unos tantos espacios para estacionamiento vehicular. Al final de nuestra lectura, reposa un masiso paralelepípedo acostado que conecta con los volúmentes anteriores, este último es de aspecto austero cubierto solo con placas de hormigón elegantemente colocadas con una junta alterna. Este último resguarda las actividades de carácter operativo.
Desconocemos el diseñador de esta obra
1952 ?
Ancón, Ciudad de Panamá

viernes, 30 de octubre de 2015

Presentación del Libro "Ricardo J. Bermúdez | 100 Años"

En 2014, se nos llamó para formar parte de las actividades para rendir homenaje al Maestro Bermúdez a 100 años de su nacimiento -el 22 de agosto- desde la Facultad de Arquitectura (hoy Facultad de Arquitectura y Diseño) de la Universidad de Panamá.

Dentro del saco de acciones para el homenaje estaba un conversatorio, y la exhibición de la obra arquitectónica en la que tuvo parte, en algunos casos, junto a René Brenes y a Guillermo de Roux, otro par de maestros, realmente. La recopilación del material para la exhibición y el diseño de la misma estuvo a cargo de Héctor Ayarza, estudiante de arquitectura junto a un grupo selecto de estudiantes de la facultad que también tomó parte en la realización y montaje de la muestra.

 Luego de más de un año de trabajo; incluyendo temas investigativos recopilatorios, diagramación editorial, búsqueda de imprenta, etc; hemos llegado a presentar nuestra primera publicación, donde hacemos una selección -que no pretende ser oficial- de la obra de Ricardo J. Bermúdez Alemán, importante figura para el país, por demás, arquitecto, poeta, humanista.

José Isturaín, amigo y mentor, ha sido la persona que más aliento brindó a la realización de esta publicación, otros maestros estuvieron y estan siempre en el quehacer; Francisco Javier Erroz y José Acosta.

Con un aforo justo y representación de profesionales, estudiantes y sociedad civil, se presentó la obra en presencia del autor, y el mecenas de la publicación. Surgió entre tanto, un conversatorio de manera espontánea donde se manejaron varios temas siempre en torno a la figura, vida y obra de Bermúdez.

La intención que subyace en este librillo es la de presentar un conjunto de obras de arquitectura, poesía y escritos sobresalientes relacionados, en distinta escala, a Ricardo J. Bermúdez, por demás, figura sólida y ejemplar para la sociedad panameña; homenajeándole a 100 años de su natalicio.
No se trata de una selección, se trata de una recopilación que responde a la situación en la que se encuentra dicha obra; la arquitectónica, aunque todavía queda gran parte en pie, su condición es casi imperceptible en la ciudad de Panamá; y la poética reposa, en gran mayoría, en bibliotecas públicas y colecciones privadas.
En el librillo se presentan documentos que hacen referencia tanto a textos, como a planos, que en lo posible se ha encontrado en publicaciones de época dedicadas a la documentación de la arquitectura contemporánea y en otros casos han sido redibujados con mirada de arquitecto, poniendo énfasis en la validez original de los dibujos.
Con ello no se ha pretendido realizar una documentación exhaustiva de la obra de Bermúdez, se trata de presentar un documento en el que su obra pueda ser consultada en una publicación fresca y contemporánea.
La recopilación incluye también un conjunto de poesías que forman parte de obras de Bermúdez que han sido galardonadas con la máxima distinción de la literatura panameña, el premio Ricardo Miró. También forma parte de este documento una entrevista realizada por Eduardo Tejeira Davis junto a Margot López a Bermúdez.
Este pequeñísimo, pero gratificante trabajo de investigación y recopilación intenta despertar en nuestra sociedad un interés en hacer que la obra arquitectónica realizada por Bermúdez y colegas contemporáneos a mediados del siglo XX, sea considerada patrimonio cultural, que representa una arquitectura que se acerca más a las realidades de nuestro territorio. ¿Una arquitectura más panameña?
Héctor Ayarza
Panamá, octubre de 2014.

Un preview de la obra ha sido elaborada por Darien Montañez y el evento de presentación fue cubierto por Fanny Arias, del Diario La Prensa, el pasado 28 de octubre.



José Acosta

Conversatorio que surgió.



Héctor Ayarza y José Isturaín


Generaciones, Roberto Sánchez y Héctor Ayarza

martes, 27 de enero de 2015

Visita a Casa Eleta





"Venir acá es como atreverse a subir el Olimpo"



El sábado 24 de enero, JUNTA | espacio de arquitectura dio inicio a una serie de visitas de arquitectura. La primera de estas visitas ha sido una obra del movimiento moderno panameño, la Casa Eleta, ubicada en La Cresta y diseñada de los arquitectos Octavio Méndez Guardia, Harold Sander y Jorge Yau. En esta visita el host ha sido el arquitecto Darien Montañez.









Construida en 1953 a las afueras del centro de la ciudad, , reposa en uno de los sitios mas privilegiados de la colina en ese momento -aún podíase disfrutar de la vista del litoral pacífico-, con características de distribución sencilla logra un placentero estar en ella.

Al entrar en la casa te recibe este espacio sin cerramientos, a manera de "gran atrio" que permite el disfrute de la ventilación natural y la vista hacia el este (automáticamente vienen a mi mente las mañanas de la casa recién habitada, con un paisaje austero de vegetaciones y arquitecturas casi inexistentes, donde entraba el sol de la mañana a ese espacio, haciendo que la casa completa despertara); siguiendo el recorrido, por un lado está el volumen que contiene los espacios de servicio y área social interna, y este a su vez conecta a la planta baja, plataforma donde descansa la piscina de la casa, junto a más áreas de servicio, esta plataforma conecta directamente también con el atrio de llegada.




Seguido, junto al atrio de llegado, está el volumen completo de descanso que, con una planta en forma de 'L', distribuye muy bien las recámaras y juega con los nichos y espacios de mobiliario común y privado. Necesito decir que el mobiliario está un 80% conservado en su estado original.

Luego de haber recorrido la casa cuyo diseño fue merecedor del premio "Residencia del Año" en el 53. El cuidador de la casa nos permitió ingresar al otro volumen (La casa para huéspedes) que está en la parte más oeste del predio. Se dice que este volumen es más viejo que el que tiene toda la fama, esto llama la atención, ya que su alzado a la calle es aún más atractivo.






Arquitectura actual de Panamá 1930-1980. Samuel Gutiérrez













Esta imagen me hace pensar en un espíritu Wrightiano inspirador posible. En Panamá.




lunes, 12 de enero de 2015

PAISAJES ORNAMENTALES

La presencia estadounidense en Panamá, entre muchas otras cosas, trajo consigo que mantuviésemos acceso a recursos constructivos de relativa novedad a lo largo del siglo XX. Es así que en en los años 50 llega a nuestro país el bloque ornamental. Éste, un producto de los esfuerzos crítico-regionalistas de la arquitectura de la post guerra en sur de California, resultó un elemento de gran popularidad en nuestro trópico, en gran medida por su eficacia a la hora de ser un medio de transición entre el exterior y el interior del edificio, ya sea como piel, para apaciguar el efecto de los rayos solares al interior, o como un simple cerramiento.  

De esta manera surge Paisajes ornamentales, que registra, a través de imágenes, a estos módulos, cuyo atributo principal es enteramente decorativo, y las realidades en las que se ven inmersos hoy.










Héctor Ayarza (concepto-idea), Benito De Gracia (texto)

sábado, 24 de mayo de 2014

René Brenes


Fue humanista, maestro, poeta, ensayista y arquitecto, sí, de último arquitecto. De una cultura muy sólida, porque logró ser un hombre de grandes conocimientos.

Nace en David, Chiriquí; Panamá el 7 de septiembre de 1916. Desde edad temprana demostró vocación por la música y las artes visuales. En 1935 con tan solo 19 años, viajó a Chile e ingresó en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Chile. Estudió dibujo académico y también, en el Conservatorio Nacional de Música de dicha facultad, estudió piano. Terminando el curso regular de piano, concursó y ganó el premio Orrego Carvallo para estudiantes avanzados. Circunstancias imprevistas que lo indujeron a abandonar la carrera de músico profesional y a ingresar a la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Chile, donde obtuvo el título de Arquitecto con los máximos honores.

De regreso a Panamá en 1950, ejercíó la profesión durante cuatro décadas como miembro de la firma [De Roux, Bermúdez y Brenes] e individualmente. Obtuvo varios galardones en los concursos anuales que realiza el Colegio de Arquitectos de Panamá. En 1954 inició su labor docente en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Panamá en la que ejerció como profesor titular en cursos de Diseño Arquitectónico. Fue jurado en concursos de arquitectura, literatura y pintura. En 1970 se le encarga la restauración arquitectónica del Teatro Nacional, obra que culmina en 1974.

Dedicado en los últimos años al estudio  y la investigación de la arquitectura en los aspectos teóricos, ha publicado numerosos trabajos; La arquitectura a través del tiempo, El problema de la enseñanza del diseño arquitectónico, Arquitectura y pobreza, En torno al tránsito urbano. En 1992 publicó el volumen de ensayos La ciudad consciente y otros ensayos.

En 1994 luego de superar varios altibajos de salud fallece el 18 de diciembre en su casa, 9 días después de ver culminada su mayor obra, el libro "TEORÍA GENERAL DE LA ARQUITECTURA".

Labor.
Luego de 15 años en chile regresa a Panamá y forma parte del taller |De Roux, Bermúdez, Brenes| fructífera durante más de 20 años. Esta firma sin lugar a dudas, es la que más influencia tuvo en las generaciones de profesionales surgidos desde la década de los 50's. Los tres arquitectos, a parte del oficio común, manejaban artes particulares con singular destreza. "Memo" de Roux incursionó en la plástica, Ricardo J. Bermúdez miembro de la Academia Panameña de la Lengua y ganador de varios  premios de literatura, y René Brenes fue, aparte de escritor, pianista y un músico consumado.
De esta constante interacción entre mentes artísticas se nutre y fortaleza la universalidad del hombre. En las aulas de enseñanza se hace sentir, profundamente, su talento de maestro y guía.

Por esta firma desfilaron personalidades como el arquitecto Félix Candela, el paisajista Roberto Burle Marx, los pintores Isaac Benítez y Paul Runyan, y los escritores Rodrigo Miró y Roque Javier Laurenza.

Sobre conceptos de armonía y ritmo, claros y oscuros, ejes y marcos de referencia, tema y jerarquías se hablaban en las críticas de diseño arquitectónico ordinarias. Con admirable simplicidad comprobaba el ritmo musical con el ritmo estructural; exponía, con insistencia, que así como en pintura los claros son para definir los oscuros, y viceversa, los espacios monumentales se destacan entre la presencia de aquellos otros con diferentes funciones y categorías en una obra dada.

Era frecuente escucharlo analizar la simetría y ordenes de templos clásicos griegos con los trabajos de Mies van der Rohe, a la vez que elogiaba esa maravillosa interrelación de oficios que ofrecía la Bauhaus alemana. Sobre ritmo y tema le escuchaban analizar y explicar detalladamente una obra de Le Corbusier y hacer notoria la similitud con una fuga de Bach.

De todos los proyectos que se dieron en los talleres, el que más lo apasionaba era el de una casa. Para él una vivienda encerraba más que un problema espacial; era un concepto de apreciación de todos los diferentes elementos que componen la vida del hombre y la mujer. Quizás por eso, más que por identificar a los supuestos clientes, pasaba junto a sus estudie3ntes innumerables horas definiendo comportamiento, actitudes y gustos de estos personajes imaginarios que, de una forma etérea, habitarían por siempre en el conjunto de líneas e ideas que conformaban el esquema hecho por dichos estudiantes.


Tristán Solarte dijo alguna vez;

"...la cultura de Brenes no es una cultura como la mía o la de otras personas, que es general de tipo literario o filosófico, la de él es una cultura muy sólida porque es un hombre de grandes conocimientos científicos y siempre se ha mantenido al día en los avances de la ciencia en casi todos los campos; además tiene algo que yo siempre le he envidiado, una vasta cultura musical y pictórica.....una de las cosas que yo más le admiro a René es la capacidad de entusiasmarse con los descubrimientos, con los sucesos, eso es lo que le ha mantenido el espíritu jóven, porque envejecer es nada más que perder el entusiasmo..... es un hombre que todo lo toma muy a pecho, él no es capaz de discutir serenamente una teoría, sino que se apasiona tanto que pareciera que estuviese enojado, se toma todo muy en serio, eso es una cosa digna de encomio y de envidiarse, tomar las cosas como si lo atañen a uno y lo afectan personalmente, así se entusiasma él".


De derecha a izquierda: Guillermo "Memo" De Roux, Ricardo Bermúdez y René Brenes




Los Arquitectos Guillermo de Roux, Ricardo J. Bermúdez y René Brenes, ganadores
del concurso para el Mejor Edificio del año 1958 en compañía del ingeniero Diego
E. Pardo Jr. quien hiciera los cálculos estructurales para el mismo.




sábado, 5 de octubre de 2013

Arquitectura Panameña: 65 años después


"No es el más fuerte de las especies el que sobrevive, tampoco es el más inteligente el que sobrevive. Es aquel que es más adaptable al cambio. "
Charles Darwin

Por su naturaleza, la entidad arquitectónica y la natural no son iguales, físicamente sus elementos de composición no han llegado a ser los mismos; pero en el campus central de la Universidad de Panamá, la historia parece haber tomado una connotación diferente. 

Mientras el espacio permite que ambas pongan el acento en lo que las une y no en lo que las separa; el tiempo ha sabido hacer su trabajo, integrar la diversidad individual sin olvidar el bien común, que a lo largo de la historia ha sido y será el mismo: proporcionar bienestar y refugio al humano.

Esta vez la arquitectura es representada por el Movimiento Moderno temprano logrado en el campus, inmerso en una localidad de naturaleza tropical, el lente capta su relación directa hoy día, luego de pasados 65 años.






La serie completa acá.











lunes, 16 de septiembre de 2013

CASA MODERNISTA DA RUA SANTA CRUZ

GREGORI WARCHAVCHIK. 
1927 - 1928.
VILA MARIANA, SAN PABLO, BRASIL. 




La frágil línea lingüística que confunde de lo moderno con el modernismo sea quizás uno de los atractivos mas fuertes de ese “comenzar a ser” brasilero. No es casual que numerosos ejemplos, de los más relevantes y representativos de nuestra Arquitectura Moderna Latinoamericana, se hayan implantado en Brasil, país generador de un movimiento y de las figuras de mayor vigor en Latinoamérica en donde se manifestó siempre una preocupación por la estética y la fantasía creadora. 

Todo se inicia en San Pablo, en 1925, a donde se organiza la “Semana del Arte” uno de cuyos frutos sería el “Manifiesto de la Arquitectura funcional” de Gregori Warchavchik publicada en ese mismo año, la cual representó la primera manifestación brasilera enfocada en la proposición de una nueva postura moderna, con una clara línea corbusierana. Este suceso marca la aparición de la primera obra moderna implantada en Brasil: la Casa Modernista de la calle Santa Cruz, la propia residencia del arquitecto Warchavchik de origen ruso, instalado en Brasil desde 1923 y tal cual como lo habían hecho otros coterráneos suyos como Lasasr Segall impregnó la vida americana en su formación europea La Casa Modernista es el manifiesto de la filosofía de diseño de Warchavchik, en donde combina la doctrina funcionalista de Gropius y Le Corbusier con el ambiente local y con la escasez de productos industrializados en el país. 
El alto precio del hormigón armado lo lleva a optar por los ladrillos revestidos de cemento blanco; las ventanas horizontales corbusianas, a su vez, conviven con las tejas coloniales y con el entarimado de vigas de madera. En la fachada principal se explicitan sus preocupaciones formales por fundir funcionalismo y cubismo arquitectónicos. Líneas y ángulos rectos, ausencia de elementos decorativos y el intento de articulación de los espacios interior y exterior confieren equilibrio y armonía al conjunto. Más allá de la construcción merece destacarse el jardín, proyectado por Mina Klabin, su esposa, debido al uso pionero de especies tropicales. 

Sus obras manifestaron un claro lineamiento Futurista y diseño cubista, “máquina de vivir”. Su arquitectura, de ejecución racionalista y funcionalista, es orientada por la practicidad y economía, por la reducción de los elementos decorativos a lo mínimo, por la subordinación de la forma a la función y por la defensa de la necesidad de la unión del artista y del técnico en la persona del arquitecto. En el año 1935, la casa sufrió una remodelación, cuando el arquitecto decidió adecuarla al crecimiento de la familia, al mismo tiempo que experimentaba alteraciones en la lógica de circulación y composición de los volúmenes. Sin embargo siempre logró mantener esa intención de relación directa por la naturaleza, en donde el verde parece penetrar en los interiores de la vivienda.

Video: Pedro Kok
Texto: http://arquitectoslatinoamericanos.wordpress.com/

Templo Votivo del Sagrado Corazón de Jesús

Raúl Godard, Adrián Guzmán y Miguel Fernández
1977
Barrio Francisco Peralta, San José, Costa Rica.

La concepción volumétrica y la planta libre poligonal marcan una propuesta de vanguardia en la arquitectura costarricense en una época en que apenas estaban egresando los primeros arquitectos de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Costa Rica. El templo originalmente lució un acabado de hormigón expuesto texturizado, pero, como ha ocurrido con muchas de las obras contemporáneas, en 1990 fue irreversiblemente alterado. Aunque el color que le fué aplicado resultó sobrio, fue una lástima que esta intervención no se pusiera en mano de los autores.

El diseño del espacio interno se enmarca desde un nuevo paradigma, muy consecuente con el espíritu del Concilio Vaticano II, que propició un mayor acercamiento de los fieles al sacerdote. Como punto focal preponderante luce un crucifijo semi-incrustado en la pared, que produce un agradable juego volumétrico minimalista de figura y fondo. A inicios de esta década, el vitral plástico bicolor que tenía, que en tardes muy soleadas resultaba contraproducente, fue sustituido por un vitral multicolor de la artista Sylvia Laks, inspirado en las revelaciones del Sagrado Corazón de Jesús a Santa Margarita María de Alacoque. Esta obra mejoró considerablemente la sensación de claroscuro del espacio interno y revierte por las noches el mensaje al exterior.

En esa sistemática aplicación de mejoras y adiciones, su zona verde fue sustituida por un estacionamiento para los feligreses, el cual, lejos de resultar grotesco como ha sucedido en muchos casos, le agrega al templo un espacio abierto, apenas definido por un antepecho y una sencilla verja.






Planta Arquitectónica